Habilidades de comunicación para emprendedores Imprimir
Lunes 04 de Marzo de 2019

imagen Tener habilidades de comunicación es esencial sin importar el giro de nuestra empresa o el trabajo que realicemos. Y para los emprendedores perfeccionarlas es aún más importante.

Un estudio realizado por el American Journal of Small Business dice que tener habilidades de comunicación es una de las principales características de los emprendedores exitosos. Cerrar negocios, hacer networking, incrementar las ventas y contratar y motivar a los empleados son sólo algunas de las actividades que requieren buena capacidad de comunicación y esto es justamente lo que podemos encontrar en los emprendedores que logran sus metas.

Por otro lado, también se ha visto que no tener la capacidad de comunicar de forma efectiva de qué se trata un producto o servicio es una de las principales razones por las que los negocios fallan.

La buena comunicación es más que saber hablar bien. Existen diferentes habilidades que es necesario que los emprendedores dominen, todas relacionadas entre sí, que los ayudarán a incrementar el valor de sus productos y servicios.

En los mercados competitivos de hoy, las habilidades de comunicación son altamente requeridas. Los empresarios deben ser capaces de comunicar información de forma efectiva, saber negociar con confianza y relacionarse con los clientes adecuadamente. No sólo eso, las habilidades de comunicación también requieren el saber escuchar a nuestra contraparte y entender sus necesidades.

¿Cuáles son las habilidades de comunicación que los emprendedores necesitan desarrollar?

1. Escuchar

Puede ser que escuchar sea la habilidad de comunicación más importante, incluso antes que hablar. Escuchar atentamente nos ayuda a entender las necesidades de los otros y a saber conversar, debatir, negociar y resolver conflictos. Además, de cara a tus socios, empleados y clientes, saber escuchar te hará parecer más empático, considerado e interesado en quienes te rodean.

2. Conversar

Aprender a conversar amistosa y cálidamente ayuda a construir confianza con los empleados y a exponer cualquier conflicto antes de que se vuelva más serio. Una breve conversación con un extraño puede convertirse en una oportunidad de negocio. No debemos subestimar el poder de saber conversar y crear empatía en cualquier situación.

3. Lenguaje corporal

Mucha de nuestra comunicación es no verbal, así que dominar el lenguaje corporal es indispensable. En cualquier situación nuestra postura debe ser correcta: sentarse o pararse derechos con la espalda recta y los hombros hacia atrás demostrando tranquilidad. Es importante mirar a nuestro interlocutor a los ojos transmitiendo confianza y seguridad. Nuestro apretón de manos debe ser firme y al conversar hay que gesticular de manera moderada ya que realizar movimientos excesivos puede dar una imagen poco seria.

4. Escribir

No es necesario que seas un autor literario, pero sí saber redactar de forma directa y concisa. Escribir correos y mensajes de texto para personas dentro y fuera de la empresa es cosa de todos los días en el mundo laboral, por lo que es importante saber comunicar nuestras ideas claramente y sin dar espacio a malas interpretaciones. Obviamente, la buena ortografía es indispensable.

5. Debatir

Debatir no quiere decir necesariamente discutir. Se trata de una conversación sana donde dos o más personas alternan sus opiniones de forma respetuosa y productiva. El objetivo en un debate no es ganarle a un enemigo, es presentar tus argumentos claramente y alcanzar un acuerdo. Saber debatir te ayudará a explicar tus ideas con fuerza y claridad frente a inversionistas, socios, clientes y empleados.

6. Presentar

Como emprendedor tendrás que hacer diversas presentaciones: planes de negocio para un cliente, estados financieros para los inversionistas, objetivos de crecimiento para los empleados… En todos los casos, presentar con seguridad y claridad es clave para retener la atención de tu audiencia.

7. Negociar

La negociación es parte fundamental del mundo empresaria, así que más vale que perfecciones esa habilidad. Negociar de forma efectiva permitirá que asegures mejores términos para contratos con clientes y acuerdos con proveedores, por ejemplo. Pero negociar va más allá de saber usar las palabras correctas; también implica la oportunidad con la que apliques tus argumentos, el nivel de preparación que tengas para presentarlos y la seguridad que mantengas durante el proceso.

8. Diversificar

Hoy en día existe una gran variedad de plataformas y medios para comunicarnos. Llamadas, mensajes de texto, conferencias por video, emails y otros más son medios comunes para comunicarse en cualquier empresa, pero diferenciar cuál es apropiado para qué tipo de mensaje es clave para lograr una comunicación efectiva:

  • Los mensajes de texto o los correos son rápidos y precisos y quedan grabados como un soporte, pero también pueden ser impersonales y estar demasiado sujetos a la interpretación. El texto es una excelente opción si te sirve que el mensaje quede registrado y que sea comunicado libre de emociones.
  • Las llamadas parecen estar pasando de moda, pero funcionan cuando, por ejemplo, se desea conectar a una reunión a elementos que se encuentren trabajando de manera remota. Sin embargo, para favorecer la eficiencia, siempre será mejor la comunicación en persona.
  • Las videollamadas son un sustituto bueno cuando las reuniones en persona no son posibles, pero es requisito indispensable tener buena conexión de internet y sólo algunos participantes. De otro modo, las constantes interrupciones resultarán frustrantes y el exceso de participantes dificultará la comunicación.

Teniendo un dominio razonable de estas 8 habilidades de comunicación estarás en una mejor posición para tener éxito como emprendedor. Como sucede con cualquier habilidad, debemos practicar para perfeccionarlas, por lo que activamente debemos trabajar en ellas, detectando aciertos y errores.

Fuente:

Propyme-Noticias Pymes