ProChile apoyará a las empresas frente a los desafíos que imponen los mercados internacionales Imprimir
Martes 03 de Mayo de 2011

En el marco del Encuentro Exportador 2011, el Ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, y el Director de ProChile, Félix de Vicente, se refirieron a las últimas tendencias mundiales que debe considerar Chile si desea validarse como potencia exportadora, una materia de alto interés para las PYME que buscan internacionalizarse.

Desde la década de los 90, Chile inició la consolidación de su apertura comercial al mundo logrando tener hoy 21 acuerdos con 58 países, gracias a lo cual nuestro país puede acceder a un mercado del 63% de la población total del orbe, lo que equivale al 87% del PIB mundial.

Durante el encuentro, el ministro de Relaciones Exteriores -Alfredo Moreno-, destacó esta amplia red de acuerdos comerciales y expresó que la misión es trabajar “la negociación de nuevos tratados, profundizar los que tenemos y generar de esa forma las condiciones para que las empresas puedan seguir generando empleo y desarrollo”.

En conversación con PROPYMECHILE, Moreno afirmó además que “Chile está al servicio de las PYME exportadoras (PYMEX) y tenemos esperanzas de que actividades como este encuentro ayuden a conocer nuevos mercados, captar las oportunidades y aumentar las exportaciones, que son el motor de este país”.

Por su parte, Félix de Vicente - director de ProChile- dijo que su institución desarrolla acciones concretas para incentivar el proceso de internacionalización de las pequeñas y medianas empresas como el programa de coaching exportador; organización de viajes de negocios de un conjunto de PYMEX que visitan uno o más mercados relevantes para su oferta; participación en ferias; capacitación presencial y en línea; monitoreo permanente y entrega de información actualizada sobre comportamiento de los mercados. “Podemos hacer estudios particulares de bajo costos en los países donde las PYME creen tener opciones de éxito”.

Agregó que el número de PYMEX es muy bajo, en comparación a los promedios mundiales. De hecho, el Cuarto Informe Semestral de la Pequeña Empresa, publicado en noviembre de 2008 por Centro de Investigación de Políticas Públicas para la Pyme, CIPYME, indica que el 89.2% de las pequeñas y el 80% de las medianas empresas no exportan.

De Vicente manifestó que este tema de bajo número de PYMEX es un desafío para la institución y el país. Por ello, una de las metas hacia el 2014 es ampliar la cobertura a más de 1.600 nuevas empresas con énfasis en las pequeñas y medianas, en especial las de regiones; ya que de acuerdo a estudios, las empresas que recibieron apoyo de ProChile lograron más productos exportados y mayores oportunidades de mercado, ante lo cual la institución compromete su labor en esta perspectiva. “Queremos llegar con todos nuestros servicios hasta el último rincón de Chile, queremos ayudar oportunamente a cada exportador o potencial exportador chileno, desde las primeras etapas en la formación de su negocio”.

Tendencias Mundiales: Oportunidades para Chile

El canciller Moreno comentó que las empresas “deben buscar su posicionamiento y elemento diferenciador ante este mundo dinámico y globalizado pero, sin duda, hay ciertas tendencias que son importantes de conocer”. En esta línea, De Vicente afirmó que para erigirnos como potencia exportadora, debemos anticiparnos en conocer qué está pasando en el concierto internacional y, por ende, saber como comportarnos como país exportador. “Son desafíos que impone el mercado mundial”, enfatizó.

Se viene una tendencia fuerte en el desarrollo sostenible, debido a lo cual hay objetivos estratégicos respecto a apoyar a todas las industrias productivas nacionales, por ejemplo, sobre cómo trabajar la huella de carbono (medición de las emisiones de gases de efecto invernadero que pueden derivarse de servicios, productos o empresas, de forma de buscar procesos eficientes que disminuyan tal emisión), la huella hídrica (volumen de agua necesaria para la producción de los productos y servicios) la trazabilidad (sistema que permite seguir la ruta de un producto, desde el origen hasta el destino final, a través de toda la cadena de abastecimiento).

Al respecto, Moreno recordó que se creó la Subdirección de Desarrollo para colaborar con los exportadores en cómo atender los requerimientos sobre certificación sobre sustentabilidad, pues “la gente tiene mayor conciencia y está dispuesta a pagar más por el mismo producto, siempre que no cause problemas al medio ambiente”.

En este mismo sentido, de Vicente enfatizó sobre la tendencia de certificaciones étnicas, “que son de rápido crecimiento, ofrecen nuevos nichos y donde podemos mejorar nuestra competitividad”. Ejemplificó que ProChile está ayudando a empresas del rubro de carne bovina y ovina a exportar sus productos con certificado Halal, (procedimiento técnico mediante el cual se acredita que el contenido y proceso de manufactura de un producto están de acuerdo con lo establecido en la Normativa Islámica). “Tenemos una oportunidad, un mercado de 1800 millones de personas que representan el 15% del consumo mundial de alimentos”. Sobre la certificación Kosher (sistema de control de calidad de los alimentos según las normas judías), indicó que “en Estados Unidos se halla el mayor mercado. No obstante, el 70% de las personas que compran tales productos no son judías, sino que están interesadas en certificación y trazabilidad”.

Desafíos Pendientes

El director de ProChile afirmó que Chile es actualmente la 16º potencia exportadora de alimentos en el mundo, “la idea es fomentar esta industria para que logre el puesto nº10”. Reveló que hoy exportamos alimentos con poco valor agregado. Dio como ejemplo el nuevo concepto “ready to eat”, sobre los platos preparados a los que optan los consumidores de países desarrollados. “En este sentido, aprovechamos escasamente la investigación de las universidades y del mundo científico, situación que nos reporta una oportunidad”.

Otro desafío lo ofrece la industria de los servicios, que en Chile representan el 15% del total de nuestras exportaciones, a diferencia de países como Francia y España que venden el 70%. Destacó que “tenemos una oportunidad de aumentar este índice y apoyar así nuestra fuerza laboral. Debemos sacar provecho de nuestra expertis en los servicios de minería, acuicultura, alimenticia, ingeniería y arquitectura, entre otros”. Mencionó también la industria de servicios globales, en la cual han trabajado CORFO, Ministerio de Economía y ProChile y que consiste en proveer a través de plataformas tecnológicas, en tiempo real, en forma integrada y a escala internacional, diversos servicios del área informática, medicina, negocios, telecomunicaciones y cualquiera que pueda entregarse mediante red de datos. “La meta es aumentar la exportación de mil millones a cinco mil millones de dólares”

De Vicente mencionó también la necesidad de contar con más plazas, pues el 52% de las empresas exportadoras, es decir, 4.000 empresas, venden a uno solo mercado, lo que significa un alto riesgo. Debido a esto, la meta será ampliar el número de los destinos. “Si queremos potenciarnos como país exportador, debemos fomentar el proceso de internacionalización, diversificando la oferta actual. Para ello, necesitamos emprendimiento e innovación en nuestras exportaciones”.

Acerca de ProChile

La Dirección de promoción de Exportaciones (ProChile) es un organismo dependiente de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores. Su labor es contribuir al desarrollo económico de Chile, a través de su promoción en el exterior y de la internacionalización sostenible de las empresas.

Las Oficinas y Representaciones Comerciales de ProChile están ubicadas estratégicamente en más de 40 países. Cuentan con equipos de trabajo especializados con todo el know how necesario para apoyar a las empresas exportadoras chilenas en la gestión internacional. Además, trabajan por posicionar la imagen de Chile en el mundo.

A través de sus 15 Direcciones Regionales a lo largo de Chile y su casa matriz en Santiago, ProChile fomenta el desarrollo de la oferta exportable. La Red Nacional trabaja en la identificación de la oferta exportable regional con el fin de generar planes de promoción comercial y apoyar a las empresas regionales en la prospección, penetración y permanencia en los mercados externos. A su vez, conjuntamente con el gobierno regional, el sector privado, universidades y otras instituciones contribuyen a promover la internacionalización de las regiones y a potenciar el aprovechamiento de la red de acuerdos comerciales.

Fuente: ProPymeChile