Banner
Banner
Columnas de Opinión Pymes
Promoción de fruta fresca, un esfuerzo sostenido Imprimir Correo electrónico
Lunes 24 de Enero de 2011

La fruta fresca es uno de los productos emblemáticos exportados por nuestro país. En efecto, en numerosos mercados del mundo, hoy se asocia el nombre de Chile con el concepto de fruta de excelente calidad. El sector frutícola chileno exporta hoy a más de 100 mercados en los cuatro continentes y llega a más de 25 millones de consumidores finales cada día.

Numerosos factores han determinado este éxito. Entre los más relevantes podemos mencionar una industria frutícola nacional de gran dinamismo, condiciones privilegiadas de nuestros suelos y clima, un patrimonio fitosanitario de excelencia, la existencia de una extensa red de acuerdos comerciales que otorgan privilegiadas condiciones de acceso a mercados para nuestros productos y el trabajo conjunto entre ProChile y el Ministerio de Agricultura, que ha permitido el apoyo al sector privado para implementar importantes campañas de promoción de la fruta fresca en los más importantes mercados mundiales.

Durante 2010 y a pesar de los efectos del terremoto del 27 de febrero, las exportaciones de fruta fresca alcanzaron a 2,38 millones de toneladas, un 1,1% más que todo lo exportado durante 2009, estimándose el valor exportado el 2010 en US$ 3.130 millones, un 2,4% más que el año 2009.

Sin duda, el año 2010 tuvo circunstancias especiales que pusieron a prueba nuestras mejores cualidades para enfrentar dificultades de diverso tipo. Esto se logró con una cuota importante de sacrificio, tesón y generosidad de toda la cadena productiva e institucional, lo que también ha sido reconocido a nivel internacional. Sin embargo, aún quedan desafíos importantes que enfrentar para mantener nuestra competitividad y en ello estamos trabajando.

Crecientes volúmenes de fruta producidos, junto a la incorporación de nuevas especies, variedades y zonas geográficas, marcan una sostenida tendencia en la industria frutícola chilena. Por esto, ProChile, en conjunto con el sector privado han trabajado en una estrategia de diversificación aún mayor, cuyo foco es la búsqueda de nuevos mercados.

El desafío es disminuir la dependencia de los mercados de Norteamérica (EE.UU. y Canadá) que durante la temporada 2009/2010 concentraron el 38% de la fruta fresca exportada. Europa por su parte significó el 29% del total. La participación de mercado es menor en los casos de América Latina (17%), Lejano Oriente (11%) y Medio Oriente (5%).

El esfuerzo se ha enfocado en mercados emergentes de Asia (China, Vietnam, Tailandia), labor que se seguirá implementando e incrementando durante 2011 a Singapur, Malasia y China. Además se seguirá abarcando algunos mercados de Europa del Este (Ucrania y Kasajstán) y de Emiratos Arabes Unidos. También se considera traer a Chile importadores de fruta de diversos mercados.

Sin perjuicio de lo anterior, ProChile continuará su política de apoyo al sector frutícola, a través de diversos programas como:

  • Campañas genéricas en los mercados de EE.UU. y Europa.
  • Campañas específicas de uvas, kiwis, arándanos y paltas en distintos mercados.
  • Rueda Internacional de Negocios en Chile – Fruittrade.
  • Apoyo a la apertura de mercados.
  • Participación en ferias específicas como Fruit Logistica (Berlín) y Asia Fruit Logistica (Hong Kong) y también en ferias de alimentos donde el sector frutícola puede participar (ANTAD, World Food Moscow, Gulfood, entre otras).
  • Programa Sabores de Chile que este año se realizará en Asia (China, Malasia, India); Latinoamérica (Brasil); Europa (Alemania y Turquía).

Por otro lado, la Asociación de Exportadores (ASOEX) ejecutará el proyecto “Desarrollo de marcas sectoriales para la fruta chilena” en Estados Unidos, China (Hong Kong) y países de Europa. La iniciativa pretende crear una arquitectura de marca genérica del sector frutícola nacional y sus subsectores, de modo de potenciar la penetración y desarrollo de la fruta chilena en los mercados de destino. De esta forma, el posicionamiento del sector a través de una marca genérica, permitirá fortalecer su inserción en los mercados definidos, fortaleciendo su asociación con la imagen país.

Así, seguiremos contribuyendo con el crecimiento de la industria frutícola exportadora que cumple con un importante rol en la economía nacional, como generadora de más y mejores puestos de trabajo y que implica la presencia con fruta de calidad en los mercados del mundo.

Félix de Vicente,
Director de ProChile

 
Propiedad industrial para todos Imprimir Correo electrónico
Viernes 21 de Enero de 2011

Este año, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) entrará a paso firme a una nueva etapa en su proceso de crecimiento y extensión de sus servicios a todo el país. Durante 2011 se dará inicio al desarrollo del proyecto “Plataforma de difusión de la Propiedad Industrial y Transferencia de Conocimiento”, un moderno sistema de información en línea destinado a facilitar la difusión y transferencia de conocimiento en materia de propiedad industrial, que permitirá llegar incluso a los rincones más apartados de Chile.

La herramienta está orientada en una primera etapa a los actores nacionales relevantes en materia de innovación y emprendimiento, así como a empresarios, Pymes, investigadores y miembros del sistema judicial, de manera de posicionarla como una contribución concreta a la implementación, impacto y alcance de la política nacional de innovación y propiedad industrial de Chile.

Con su puesta en marcha, esperamos no sólo generar una comunidad de trabajo colaborativa que contribuya a la anhelada descentralización, sino que también mejorar el nivel de conocimiento y difusión de las prácticas que comprenden la propiedad industrial, y fortalecer las capacidades de investigación, desarrollo e innovación en estas materias, junto con fomentar el acceso a información tecnológica internacional relevante.

Este proyecto –iniciado en octubre de 2010– es parte del Programa de Innovación y Competitividad UE-Chile, programa de cooperación ejecutado por diversas instituciones públicas para promover la innovación y el emprendimiento en beneficio del desarrollo económico del país. En su primera fase cuenta con un financiamiento global de 18,6 millones de euros, aportados en partes iguales por la Unión Europea y el Gobierno de Chile, bajo la coordinación de la Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGCI).

En el caso del proyecto de INAPI, el monto total de financiamiento alcanza a 584.744 euros, el cual será aportado en partes iguales por el Gobierno de Chile y la Unión Europea.

Maximiliano Santa Cruz Scantlebury,
Director Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI)

 
Asegurar el dinamismo productivo Imprimir Correo electrónico
Lunes 10 de Enero de 2011

El país está contento y no es para menos. Las últimas cifras de desempleo muestran que el trabajo que está desarrollando el gobierno del Presidente Piñera va en la dirección correcta: 7,6% en el trimestre agosto – octubre.

Como ha dicho el ministro de Hacienda, esta es una señal muy positiva en diferentes aspectos: 1) La economía está respondiendo; 2) Aquí hay confianza y eso se traduce en inversión y; 3) Se está contratando a mucha gente y eso, además, significa confianza en el futuro.

Para llegar a estos resultados, es importante resaltar que aquí no estamos solos. Se trata de un trabajo conjunto, donde una parte clave del equipo está en las empresas de menor tamaño,generadoras de más del 80% del empleo en Chile y donde las micro y pequeñas empresas del país son responsables del 58% de la ocupación privada.

En conjunto estamos dando forma a un sistema de trabajo cuyos principales énfasis están en la generación de empleo, factor que da como fruto nuevas oportunidades y una sólida base de emprendedores y empresarios que otorgan sustento al crecimiento del país en el largo plazo.

Los próximos pasos consisten en asegurar el dinamismo productivo de este sector. ¿Cómo? Con iniciativas que impulsen más emprendimiento y más innovación, logrando que sean estos los motores del crecimiento económico.

Pero no es lo único. También es necesario apoyar iniciativas de mejoramiento de la competitividad y productividad para que las micro y pequeñas empresas mejoren la capacidad de gestión de sus empresarios. En eso estamos trabajando y lo seguiremos haciendo durante 2011, a través de servicios de desarrollo y programas de mejoramiento para las condiciones de entorno donde crecen los negocios.

José Luis Uriarte,
Gerente General de Sercotec

 
Como vemos el fracaso Imprimir Correo electrónico
Jueves 06 de Enero de 2011

Hoy en día existen muchos libros, cursos, facilitadores que hablan del Éxito y de cómo conseguirlo. Definitivamente uno de los factores claves para tener éxito en la vida es la forma en la que vemos el fracaso.

Existen dos posiciones antagónicas que nos pueden explicar la forma de percibir el fracaso. La primera, aquella donde el fracaso es nuestro destino, algo de lo que no podemos escapar, es el destino inexorable, la cruz que debemos llevar todos los mortales; en esta parte es donde nos sentamos a llorar nuestras penas sin hacer nada. Otra posición es la de revisar la situación y aprender, dónde estuvo la falla, qué lección podemos tomar de lo que pasó, mantener la actitud positiva y no desmayar hasta obtener lo que deseamos.

Warren Bennis entrevistó a setenta importantes ejecutivos en diversas ramas y descubrió que ninguno de ellos consideraba que sus errores fueran fracasos. Al hablar, ellos los llamaban “experiencias de aprendizaje“, “el precio pagado”, y “oportunidades de crecimiento”. Para ilustrar lo que digo, voy a poner el ejemplo de los grandes científicos, todavía no conozco ningún invento en la humanidad que haya salido bien y perfecto a la primera vez. En todos los casos tuvo que haber miles de experimentos, millones de ensayos y errores.

Thomas Edison hizo más de 5000 intentos antes de inventar el bombillo de luz; ustedes se imagina si alguno de estos científicos hubiese adoptado la primera actitud explicada anteriormente, si esto fuese así, no hubiésemos avanzado más allá de la época de las cavernas y andaríamos desnudos comiendo lo que encontráramos como animales.

Lo que nos distingue como seres humanos es la capacidad de aprender: definitivamente, lo que más nos enseña son nuestros fracasos. Un fracaso es un camino menos que debemos tomar hacia el éxito, si tuvieras que escoger entre diez caminos para obtener un tesoro ya hubieses ido por cinco de ellos, te faltarían cinco por tomar. Ahora supón que conoces a alguien que ya recorrió tres distintos a los tuyos, si unen su aprendizaje sólo faltarán dos caminos. Ésta es la lección: aprender del fracaso, aprender de los errores para saber cuáles son las consecuencias de una determinada acción.

La forma en la que vemos el fracaso

Lo que pasa es que tomamos el fracaso en forma aislada, nos desmotivamos y frustramos, y nos sentimos unos fracasados, cuando realmente lo que tenemos que ver es el contexto global. La vida está llena de oportunidades, con cada decisión nos exponemos al fracaso, esto es matemática pura, un porcentaje de errores en base a las oportunidades. En el béisbol, un bateador es considerado una estrella cuando logra obtener 7 errores de cada 10 veces que batea, en este caso el porcentaje de error está en el 70 %.

Si tomas decisiones algunas cosas fallarán, es tan simple como eso. La dimensión del fracaso se la damos nosotros mismos, de una forma subjetiva. La forma que miremos el fracaso puede determinar nuestros éxitos futuros.

Le damos al fracaso dimensiones de catástrofe por miedos internos que tenemos en mayor o menor medida todos los seres humanos, estos miedos se van formando desde temprana edad y pueden ser verdaderos obstáculos para nuestro crecimiento en la vida. Es en nuestro interior que se desarrolla esa incapacidad de aprender de nuestros errores, esto trae consigo: frustración culpa y dolor. De hoy en adelante los invito a aprender de los errores y a triunfar.

Jonny Martínez,
Economista

 
¿Fracasados o fallidos? Imprimir Correo electrónico
Miércoles 05 de Enero de 2011

En vez de hablar de "fracaso" empresarial, empecemos por hablar de "fallo" empresarial, una expresión más exacta y menos castigadora y terminal. LA GRAN mayoría de los emprendimientos termina mal. Esa es la dura realidad, en Chile y el mundo. No todos los emprendedores tienen éxito, ni mucho menos. En EEUU, la mayoría de los emprendimientos muere antes de cinco años. Todo indica que en Chile la situación es parecida o algo peor.

Con esto en mente, un exitoso emprendedor y destacado profesor de Stanford, Steve Blank, sugiere no pensar en los emprendimientos como empresas comunes y corrientes, sino como organizaciones temporales cuya misión es descubrir un modelo de negocios rentable y escalable. Su éxito depende de fallar lo más rápidamente posible, aprender de los errores, descartar cuanto antes lo que no funciona y ajustar las cosas hasta dar con un modelo de negocios exitoso.

La mayoría de las veces, los recursos se acaban antes de que el emprendedor logre dar con el modelo de negocios más apropiado. Si eso ocurre, más vale que la empresa cierre sus puertas temprano y al menor costo posible. En EEUU esto abre la posibilidad de poner en marcha un proyecto diferente que capitaliza el aprendizaje acumulado. Aunque para nadie es un honor acarrear con un fallo (en todas partes se valora más el éxito que el fracaso), tampoco es un pecado mortal.

No así en Chile. Acá el emprendedor fallido queda estigmatizado, muchas veces de por vida. Se lo mira como alguien que ha demostrado ser "malo para los negocios" y que, con un Dicom a cuestas, no merece ser sujeto de crédito ni tampoco una segunda oportunidad. De hecho, hay una sanción moral implícita: si no pagó toda la plata que debía, "merece pagar por lo que hizo". Las puertas y las viejas amistades se cierran. Las empresas más importantes se resisten a contratarlo. Es, en definitiva, un fracasado.

¡Qué injusto! En el fútbol, un delantero que trata de meter un gol y falla es alguien a quien le salió mal la jugada. No así con nuestros emprendedores. Si fallan es porque son malos. Además, esto es malo para todos. Al igual que un delantero, nuestros emprendedores tratan de "meter un gol" cada vez que ven la oportunidad, pero no siempre lo logran, ni mucho menos. Para llegar al desarrollo necesitamos que muchos emprendedores se atrevan a "patear al arco", aunque fallen. Con un poco de suerte y talento, a punta de generar situaciones de gol y patear bien la pelota, vamos a ganar el partido.

Pero si los seguimos estigmatizando, estamos fritos. Un grupo de expertos de ForoInnovación concluyó que la principal razón por la que la gente emprende poco en Chile no es la burocracia asociada a abrir una empresa ni la dificultad de conseguir fondos, sino el castigo social que reciben los emprendedores que fallan. Esto dio origen al proyecto NuevaMente (www.nuevamente.org), que busca minimizar el impacto del fallo de diversas maneras y facilitar el reemprendimiento.

Un reto básico es cambiar nuestro lenguaje. En vez de hablar de "fracaso" empresarial empecemos por hablar de "fallo" empresarial, una expresión más exacta y menos castigadora y terminal. Poco a poco, a punta de hablar mejor, empezaremos a pensar mejor y a reconocer entre nuestros emprendedores fallidos a aquellos que crearán el Chile futuro, en todos los ámbitos. Una linda jugada para llegar al gol.

Raúl Rivera,
Presidente Foro Innovación

 
PCT y estrategias de registro de patentes Imprimir Correo electrónico
Miércoles 05 de Enero de 2011

Las patentes de invención constituyen mecanismos efectivos de protección de productos o procesos innovadores que pasan a constituir, mediante su registro, un derecho de propiedad industrial.

Mediante este mecanismo, en el país en que se otorga la patente, (el registro se hace país por país según cada legislación), el titular de la patente puede impedir que terceros usen de cualquier forma dicho invento o solución patentada.

Pero el proceso de patentamiento puede ser en ciertos casos demoroso y, por tanto, el registro de la patente requiere además una estrategia para llegar al registro, no es suficiente con tener el invento. De ahí que sea siempre recomendable asesorarse para iniciar un proceso de patentamiento.

Una asesoría integral debe cubrir cuatro puntos centrales:

  1. La factibilidad de que el invento o solución innovadora sea factible de patentar (es decir que el objeto de la patente sea novedoso, tenga nivel inventivo y aplicación industrial).
  2. Hacer un análisis de mercado asociado a lo que se desea patentar, es decir, determinar cuál es el negocio que está asociado, directa o indirectamente, a lo que se quiere patentar, esto para tener una idea de los mercados potencialmente relevantes para dicha solución.
  3. Contar con un presupuesto de lo que significará blindar el invento mediante una patente, por lo menos tener una proyección y su financiamiento. Este último punto puede provenir de fondos estatales concursables, capital semilla, inversión directa, etc…. y por último.
  4. Una estrategia clara para ver cómo iniciar un proceso de patentamiento que sea lo más eficiente posible, en que juegue no solamente el registro de la patente en Chile sino la presentación de ésta en otros países que en paralelo puedan ayudar (mediante los informes de patentabilidad de las mismas oficinas de patentes nacionales) a los proceso en Chile y el extranjero.

Dentro de esta última estrategia cobra real importancia el Tratado de Coooperación de Patentes (PCT), acuerdo internacional del que Chile es parte, y cuya función es facilitar la adopción de una estrategia como la que se comenta, ya que el PCT otorga un mayor plazo para decidir en qué países se pedirá en definitiva mi patente de invención, ya sea USA, China, Japón, Alemania, etc.. Otro rol similar es lo que cubre el reciente acuerdo entre 11 países de la Unión Europea (UE ), que abaratará costos en la obtención de la patente, particularmente, en lo que dice relación con la disminución de los costos de traducción de las solicitudes de éstas.

Como se puede constatar, el patentamiento no solamente es tener una buena solución innovadora, también implica una estrategia de mercado y de selección de las jurisdicciones que conozca de los procesos de patentamiento de tal manera que unas apoyen, directa o indirectamente, a las otras.

Rodrigo León,
Abogado de Silva & Cía.

Fuente: www.innovación.cl

 
Pyme: ''Una comunidad en movimiento'' Imprimir Correo electrónico
Miércoles 22 de Diciembre de 2010

El sector de la pequeña y mediana empresa es uno de los motores más relevantes de la economía de los países, que para lograr mantenerse competitivos - pese a los limitados medios y recursos económicos con los que cuentan-, recurren constantemente a lo que tienen más a mano: proactividad e ingenio para su gestión. De esta manera, día a día deben implementar múltiples estrategias que les permitan generar las condiciones necesarias para hacer más fluida la oferta de sus productos a los clientes, posicionando de esta manera sus distintas líneas de negocios.

En Chile existen más de 720.000 unidades productivas pequeñas y medianas de carácter formal, de las más diversas actividades económicas. De éstas, más de 10.000 ya conocen de nuestras iniciativas desde Arica a Punta Arenas, demostrado progresivamente a través de su participación en nuestros eventos y actividades la confianza que depositan en la calidad de las soluciones que les hemos dado a conocer. Podemos decir con orgullo que esta presencia en el mundo Pyme nos permite desarrollar una amplia visión sobre el sector y sus distintos actores, así como una amplia agenda de referencia para el año 2011, que es garantía de adhesión para miles de emprendedores.

Sin embargo pensamos que esto no es suficiente. En la perspectiva de cumplir con los desafíos de esta nueva década que se inicia y en el marco de los encuentros realizados a lo largo del país con miles de pequeños y medianos empresarios, logramos recoger percepciones, reflexiones y experiencias acerca de aquellos factores que dificultan su gestión, así como de aquellos que la potencian y facilitan. Este proceso, que fue complementado con la aplicación de una encuesta de opinión a una muestra de participantes del Salón Pyme 2010, orientará el desarrollo de un trabajo más ajustado a las necesidades reales de los distintos tipos de Pyme, en líneas estratégicas tales como: Financiamiento, promoción comercial, innovación productiva y gestión organizacional.

Gracias a este conocimiento, hoy podemos decir que:

  • Ser Pyme no significa sólo compartir instancias asociativas, programas de actividades y menos ser parte de grandes discursos o promesas. Es ser compartir valores relacionados con el esfuerzo y el compromiso, prácticas creativas e innovadoras y una forma de ver el desarrollo del país desde la vereda del derecho y las oportunidades.
  • Ser Pyme responde a las expectativas de miles de chilenas que ven en el emprendimiento la oportunidad de desarrollo económico y social de su familia, especialmente el de sus hijos, lo que le otorga una dimensión ética de incalculable valor a su trabajo.
  • Ser Pyme es un joven de 21 años que con esperanza da inicio a su vida laboral o una persona de 77 años que cuenta con las capacidades para seguir produciendo y dando trabajo a sus colaboradores. Por eso creemos que es más que una oportunidad de negocio, sino que un estilo particular de vivir la vida.
  • Ser Pyme es desarrollar una idea de negocio en distintas condiciones sociales y entornos geográficos, lo que implica desarrollar múltiples y diversas estrategias para aprovechar las oportunidades que muchas veces se entregan sólo en los centros metropolitanos. Ser parte de la cultura Pyme es intentar permanentemente romper con la brecha digital que todavía existe y nos limita.
  • Ser parte de la cultura Pyme es tener confianza y valoración por lo realizado en la empresa, a pesar de las pocas oportunidades que se han tenido. Sin embargo, es también creer que las cosas se pueden hacer mejor, generando las oportunidades para incorporar innovaciones tecnológicas o desarrollando mejores competencias organizacionales para llegar a ser más competitivos en el mercado.
  • Ser Pyme es una actitud que desafía obstáculos y supera dificultades, que demanda del Estado mejores condiciones y servicios, pero que simultáneamente exige que estas ofertas tengan la especificidad, adecuación y utilidad práctica que se requiere. Por eso creemos que ser parte de la cultura Pyme es considerar que la calidad es un derecho.

De esta forma, hemos podido entregar algunas reflexiones extraídas de un informe más amplio que reúne expectativas y preocupaciones del sector, esperando a que durante el próximo año este esfuerzo se constituya en una herramienta de trabajo útil para todos aquellos que contribuyen al éxito de los desafíos de la comunidad Pyme. Una comunidad, que sin lugar a dudas está en movimiento.

Por Juan Carlos González,
Director de Desarrollo y Gestión Personas de Broker Market Comunicaciones.

 
Mejora continua: el desafío pendiente para las Pymes Imprimir Correo electrónico
Martes 21 de Diciembre de 2010

Nos encontramos en un círculo muy positivo para el desarrollo del país. El crecimiento ha superado las expectativas, ha aumentado la generación de empleo y tenemos una inflación controlada. A pesar de estas excelentes condiciones, hay elementos fundamentales, como la innovación en gestión, en los que aún mostramos índices deficitarios que nos dejan en desventaja competitiva en relación a otras economías emergentes.

Pymes, grandes empresas, instituciones públicas y organizaciones de todo tipo deben asumir el desafío de mejorar, de incorporar herramientas que les entreguen ventajas competitivas. Debemos mirar afuera e incorporar cambios.

Iniciativas en torno a compartir experiencias exitosas de nivel mundial en materias como excelencia y competitividad hay muchas y el interés del empresariado y de la comunidad es creciente. Este es el caso de la “Convención Excelencia y Competitividad: Chile 2010” que se realizó recientemente. Esta actividad fue organizada por ChileCalidad en colaboración con 9 universidades y 17 instituciones, entre ellas empresas de excelencia y organismos públicos.

Los invitados, internacionales y nacionales, fueron de primer nivel. Logramos compartir diversas experiencias exitosas de organizaciones que han destacado frente a su competencia. Este es el caso de Factoring Security y Steel Ingeniería, dos empresas medianas, que sobre la base de la incorporación de un modelo de excelencia y las mejores prácticas en gestión, lograron transformarse en ganadores del Premio Nacional a la Calidad 2009.

Gerdau Aza, ganador del mismo Premio el 2000, demostró que el interés por la mejora continua no es sólo una política interna, sino que, a través de distintas iniciativas buscan incentivar a sus proveedores.

El sector público también se hizo presente a través de la Superintendencia de Salud, organismo gubernamental que ha conseguido Mención Honrosa en el Premio Nacional a la Calidad. La Subsecretaría de Desarrollo Regional, Subdere, mostró los avances del sistema de gestión de excelencia que pretende que tanto los municipios como los gobiernos regionales consigan mejoras significativas en su gestión.

En la perspectiva internacional, pudimos entender la forma de operar de la compañía Boeing y cómo ha logrado consolidarse en una industria en que la excelencia es la máxima. Tuvimos la oportunidad de escuchar a Harnek Singh, especialista que se desempeña como consultor de organizaciones de primer nivel en Singapur.

Como nación que aspira a crecer con igualdad tenemos la obligación de adaptarnos a los cambios que nos impone el nuevo escenario económico. Específicamente para las Pymes el desafío es ser más competitivas. La incorporación de herramientas, como los modelos de gestión de excelencia, les permitirá diferenciarse, posicionarse en el mercado y mirar fuera de nuestro territorio. En una economía global la competencia no está sólo en la empresa de la esquina, en una economía global las pymes no deben tener fronteras, no deben temer competir con compañías de todo el orbe, pero para poder hacerlo en buen pie la excelencia debe ser el vehículo.

Andrés Jara Valdivia,
Director Ejecutivo Centro Nacional de Productividad y Calidad, ChileCalidad.

 
Y todos queríamos llegar al Bicentenario Imprimir Correo electrónico
Martes 21 de Diciembre de 2010

Para la Pyme fue un año expectante… el país unido por un terremoto, los 33 mineros, los chicos de Bielsa y un incendio que nos llama a la humildad y cada una de nuestras conciencias. Lo particular es que de lo anterior sólo teníamos a los muchachos de la Roja en nuestra agenda del Bicentenario.

Tal vez sea la última columna del presente año pero sin duda el 2010 será recordado por una serie de hechos que como todos sabemos han afectado el alma y la percepción de los chilenos de nuestra propia idiosincrasia y forma de hacer las cosas.

A comienzos de año, luego del terremoto, el mundo entero colocaba sus ojos sobre Chile y nuestro país debía hacer frente a una serie de adversidades y sacar lo mejor de nosotros para hacer frente a tan movido principio de año. Sobre el mismo escenario, luego de 20 años, la administración del país pasaría desde la Concertación a la centro derecha y un mar de preguntas e incógnitas se hacían presente en la opinión pública: ¿cómo sería esta nueva forma de gobernar?

El escenario político se movía a gran escala, tal vez aún más que el mismo terremoto. Comenzaban a parecer en los noticiarios y en las portadas de los diarios nacionales, nuevos rostros y nuevos liderazgos que son propios de la posibilidad de ser Gobierno. Por su parte, la Concertación trataba de buscar las razones de la derrota en las presidenciales y los que fueron oposición por tantos años ahora debían demostrar que si tenían “dedos para el piano” y hacer muchas cosas que desde la vereda opuesta no le eran posibles.

A mediados de año, nuevamente chilito hacia noticia. Esta vez un grupo de mineros atrapados en una mina en el norte del país nos volvía a unir y la bandera rasgada por las aguas del Tsunami en la zona centro nuevamente daba la vuelta al mundo enalteciendo nuestro patriotismo a veces mal conceptualizado. “Estamos bien en el refugio los 33” sin duda será la frase del año y tal vez de décadas. Los mineros hoy son “Rock Star” y con una popularidad que no me extrañaría que las grúas políticas comiencen a testear.

Como si fuera poco, la peor catástrofe carcelaria también golpeaba las pantallas de nuestros televisores y se plasmaba en los tabloides nacionales. Los detalles ya los conocemos todos y cada uno hace su propia historia. Todos cargaron sus escopetas y daban rienda suelta a la cacería. Hay que buscar un culpable, parecía ser la consigna.

Sean cuales sean los colores de los responsables, nuestro país habla de desarrollo cuando como sociedad NO estuvimos a la altura de un terremoto y nos vimos completamente sobrepasados por la naturaleza, presentando falencias que la más precaria de las operaciones “daysi” practicadas en el colegio resultaba mejor. Los derechos laborales de muchos chilenos NO son respetados y gracias a Dios el final de la historia tiene a los mineros presenciando un clásico de la Liga Inglesa e invitados a cuanto programa de TV existe y a la Fénix 2 paseando por el país.

El incendio en la cárcel nos representa como sociedad de eso no hay duda. Incluso da vergüenza comentar el hecho. Este poncho nos queda grande a varios, por lo cual sólo me queda pedir disculpas como uno más de los que construimos y somos parte del país.

En paralelo a todo lo anterior, “en otro canal”, pero en el mismo país, los Pyme debíamos seguir produciendo y lidiando con nuestro comentado que hacer. En el Mundo Pyme, todos estábamos a la espera de cuáles serían las nuevas políticas de Gobierno de cara al sector y al menos nosotros ya estábamos en las regiones y en Santiago para seguir trabajando en base a las nuevas herramientas y mecanismos impulsados por el nuevo Gobierno.

Una etapa de estudios y de empoderamiento de las nuevas autoridades, escenario natural ante un fuerte cambio como lo que significa administrar el país fue acompañado por la expectación de muchos, el silencio de muchos más y las ganas de figurar de la mayoría. Como bien se dice “a río revuelto ganancias de pescadores” y todos querían estar en primera línea, lo cual era lógico.

Ya a mediados de año observábamos la primeras luces de los cambios que existirían y dónde estarían los énfasis para el apoyo del Sector Pyme. Como es normal se realizan apuestas, se predicen fracasos y otros se esfuerzan por sacar adelante los nuevos lineamientos, los cuales hoy ya se encuentran claros y todos los hemos podido observar a lo largo del país.

Al respecto, nuevos programas, programas refaccionados, programas eliminados, unión de programas; suman un amplio mar de nuevas alternativas que lógicamente sólo el tiempo podrá decir si el camino fue el correcto o bien habrá que nuevamente reformular estas iniciativas. En este sentido sí hay algo claro: se ha dado una vuelta de timón que no ha sido menor y tanto en Regiones como en Santiago, al menos desde nuestras perspectivas las nuevas formulas han sido recibidas con los brazos abiertos por la Pyme y eso es un importante primer paso que ya se ha dado.

La tarea ahora tal vez se hace más pesada. Hacer que las cosas funcionen para lo que se planificaron y que los resultados sean los que todos esperamos. La sala de operaciones ya ha cerrado sus puertas y ahora la sala de máquinas debe tener sus motores funcionando a toda potencia y dispuestos a cubrir una gran distancia la cual no estará ajena de opiniones, juicios y palabras de aquellos “expertos” en Pyme.

ProPymeChile despide el presente año mirando hacia atrás con la sensación de que mucho de lo que hicimos siempre se podrá mejorar. Pero a la vez estamos concientes del aporte que entregamos este año en Santiago y en las Regiones donde estuvimos presentes. Este año nos colocamos nuestro mejor traje; tomamos nuestros pendones; le colocamos mucho diesel a nuestro “Pyme Móvil” y fuimos a reunirnos con las Pymes quienes siempre nos recibieron de la mejor manera, aumentando nuestras ganas de trabajar y culminando el 2010 con un exitoso Salón Pyme y aprendiendo mucho en cada actividad desarrollada.

Nuestra iniciativa y empresa ha hecho un importante camino, que más que cumplir años, le estamos cumpliendo a la Pyme y a quienes hacen posible nuestro trabajo. Solos y sin el apoyo de nuestros Socios Estratégicos, Auspiciadores, Colaboradores y Patrocinadores y el total de la Red de Trabajo sería algo impensado e imposible de hacer… en esto no hay dos lecturas.

ProPymeChile es una cancha donde todos pueden jugar. El único requisito de este “juego” es hacerlo con responsabilidad, vocación de servicio público, el cual no sólo debe practicarse desde el Estado y lógicamente ser un Pyme.

Tratando de dar un contexto general y aterrizando en Chile, me quedo con una percepción de nuestro incansable colaborador Coco Legrand, mencionada durante su exposición en el Salón Pyme hace un par de semanas atrás. Nuestro país está compuesto por 3 grupos de personas “los que hacen que las cosas pasen”, “los que ven pasar las cosas” y “los que se preguntan qué pasó”.

Considerando todo lo que nos ha pasado en el anhelado Bicentenario…

¿En qué grupo se encuentra Usted?

Rodrigo Bon,
Director Ejecutivo ProPymeChile.

 
La pasión del innovador Imprimir Correo electrónico
Lunes 06 de Diciembre de 2010

¿Han visto el brillo en los ojos de ciertas personas cuando hablan de sus ideas? , ¿esas personas que atropellan sus palabras tratando de condensar tanta emoción en algo racional para poder explicarse? Es que esa pasión, la pasión del emprendedor y del innovador, es clave al momento de vender una idea. Ideas hay por miles, pero personas apasionadas por lo que hacen, no muchas.

En las últimas dos semanas me ha tocado relacionarme con varios emprendedores e innovadores en ámbitos tan disímiles como la arquitectura, la cocina, la industria textil y otros. Tuve el privilegio de ser invitado al evento TEDxPatagonia, una tremenda instancia donde se puede apreciar que la voluntad y las ganas de cambiar el mundo son realmente el motor que lleva a hacer las cosas. No me quiero detener en los ejemplos, que también pueden ver en la página de Ted.

Algo que me llamó la atención fue el criterio de selección de los expositores. Si ven la lista, hay un arquitecto, un chef, un director de banda, profesor de música y un ingeniero. La relación entre ellos, a primera vista, no es para nada clara, hasta que uno los escucha y se da cuenta de que en su mirada, en su voz, en su presentación y en todo su desenvolvimiento, ellos respiran lo que hacen.

El mayor determinante de su éxito no es encontrar la idea ni hacer un buen plan de negocios o tener una red de contactos que los apoye. De hecho, en la mayoría de los casos se daba la situación contraria. El factor clave fue hacer lo que les gusta, el haberse desarrollado profesionalmente en algo que los completaba como personas; en resumen, la pasión por su trabajo.

El tener o no pasión no pasa por un curso o magíster al respecto, sino , que por conocernos a nosotros mismos en cada momento para así saber realmente qué es lo que nos realiza como personas. Los norteamericanos tienen dos palabras para trabajo: job, que vendría siendo el sinónimo de “pega”, tu trabajo formal; y work, que no tiene relación necesaria con una remuneración. Aquí damos por descontado esa diferencia, todo es “pega”.

Lo difícil es que no todos tenemos la capacidad de saber qué es lo que realmente nos apasiona y qué nos mueve. Steve Jobs, en su famoso discurso en Stanford, da ciertas claves al respecto que me gustaría destacar:

  1. “Connect the dots backwards”: es imposible buscar sentido a cada acción que uno hace mirando hacia adelante, hay que mirar atrás. Sólo mirando hacia atrás podrás conectar los hitos clave de tu vida que terminaron por marcarte y que te han transformado en la persona que eres. El cómo saber qué puntos son importantes va de la mano con la segunda clave.
  2. “You've got to find what you love”: si encuentras lo que te gusta hacer, estarás inconscientemente conectando puntos en una línea clara y marcada, la línea de lo que te apasiona. Tómate el tiempo de buscar, el tiempo de equivocarte y de aprender de cada uno de tus errores. Si al final encuentras lo que te apasiona todo lo demás hará sentido y habrá valido la pena.
  3. “Your time is limited, so don't waste it living someone else's life”: lamentablemente no tenemos todo el tiempo del mundo para encontrar y desarrollar nuestra pasión. Por lo mismo, es clave entender que el tiempo es limitado. Debemos recordar que cada día que pasa es único y que no debemos perder minutos viviendo la vida de alguien más.

Finalmente, Jobs termina con una frase que todos deberíamos tener de cabecera: “Stay hungry, stay foolish”. Se refiere a que la rapidez con la que hoy vivimos, nos lleva muchas veces a mirar los árboles sin ver el bosque. Por lo mismo, cada día que pasa, hay que siempre mantener el hambre de crear, el hambre de avanzar, el hambre de innovar y el hambre de emprender. Todo lo anterior siempre con pasión y locura, factores clave para tener éxito donde otros ni siquiera pueden verlo.

Roberto Castro
Subgerente de nuevos negocios y nuevos medios de TVN.

 
<< Inicio < Anterior 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 Siguiente > Fin >>

Página 99 de 103
Banner
Banner

Entrevistas Pymes

News image

PROPYME dio inicio a su Ciclo de Encuentros Regionales “Pymes: Trabajadores que Generamos Trabajo”

La instancia en donde Micro, Pequeños Empresarios y Emprendedores pudieron acceder a información y conocer nuevas tendencias para potenciar la gestión y desarrollo de sus negocios, se realizó el miércoles 11 abril en las instalaciones del Hotel Club La Serena. La iniciativa efectuada por PROPYME y su Red de Trabajo Públic...

Leer Completo
News image

PROPYME será parte de Grupo de Trabajo que busca lograr consensos en políticas de Pago Oportuno a las Mipymes

El subsecretario de Economía y Empresas de Menor Tamaño, Ignacio Guerrero, se reunió con altos ejecutivos de Walmart Chile y representantes de gremios de micro, pequeñas, medianas y grandes empresas como Conapyme, Propyme, la Multigremial Nacional de Emprendedores, Asimet, la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), la Cámara Nacional de Comercio (CNC) ...

Leer Completo
News image

Marcelo Lazen: “El factoring privado es la principal fuente de liquidez de las Pymes”

En entrevista con PROPYME el Presidente de la Asociación de Empresas de Factoring Chile A.G. (EFA Chile), Marcelo Lazen, destacó el trabajo que están realizando con las Pymes y el crecimiento que han tenido en dicho sector de la economía, aunque admitió que aún falta mucho por hacer para que el imp...

Leer Completo
Puedes encontrarnos en:     
Banner

SEA PARTE DE LA COMUNIDAD PROPYME

Nombre y Apellido / Ciudad:

Correo Electrónico:

Videos Destacados Pymes

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.

Banner
Banner

Últimos Comentarios PRO PYME Chile

También puedes encontrarnos en:     
Copyright © 2018 PROPYME — Todos los derechos reservados.